Cuando una turba de partidarios del presidente Trump irrumpió en el Capitolio de los Estados Unidos el miércoles, se enfrentaron a una presencia policial mucho menor y, al final del día, muchos menos manifestantes terminaron bajo custodia.

La gran disparidad en los arrestos se produjo a pesar de que más oficiales de DC resultaron heridos durante el caos del Capitolio, que dejó cinco personas muertas, incluido un oficial de policía.

Incluso incluyendo 14 personas adicionales que fueron arrestadas por la Policía del Capitolio de EE. UU., Una agencia separada, la cantidad de personas arrestadas por ambas agencias en medio del tumulto del miércoles fue menos de una cuarta parte de las detenidas por oficiales de la ciudad solo el 1 de junio.

Los activistas en DC dijeron que estaban sorprendidos de que un asalto mortal al corazón de la democracia estadounidense condujera a muchas menos personas bajo custodia policial que los enfrentamientos que estallaron durante las protestas por la brutalidad policial.

“Es tan, tan insultante para los activistas de la justicia racial que han estado llamando la atención sobre las vidas negras que se han perdido”, dijo Anthony Lorenzo Green, uno de los activistas que lidera el grupo Black Lives Matter DC. “La forma que eligieron para asegurar el Capitolio fue dejar que todos se fueran, dejaron que esta gente volviera a nuestras calles”.

Si los manifestantes Black Lives Matter hubieran intentado entrar al Capitolio en lugar de la multitud predominantemente blanca pro-Trump, Green dijo, “nos encadenarían, nos dejarían llevar, nos dispararían, estaríamos muertos”.

Menos arrestos, más oficiales heridos

Las disparidades en los arrestos son especialmente marcadas considerando que más oficiales del MPD resultaron heridos esta semana. El departamento dijo que 56 de sus oficiales resultaron heridos mientras respondían a la insurrección el miércoles. En comparación, el departamento dijo a la estación de noticias local WUSA en junio, 21 agentes resultaron heridos durante los 10 días entre el 29 de mayo y el 7 de junio.
El entonces fiscal general William Barr ha dicho que, incluidas las tropas y agentes federales enviados a la ciudad, alrededor de 150 miembros del personal del orden público sufrieron lesiones en DC durante un período de varios días durante las protestas.
El ataque al Capitolio también fue más mortífero que las protestas de verano: Brian Sicknick, un oficial de policía del Capitolio, murió el jueves por la noche “debido a las lesiones sufridas mientras estaba de servicio” cuando “se relacionaba físicamente con los manifestantes”, según su departamento. La muerte de Sicknick ha provocado una investigación federal por asesinato. Otras cuatro personas también murieron el miércoles, incluida una mujer baleada por otro oficial del Capitolio y otras tres que sufrieron lo que las autoridades describieron como “emergencias médicas”.

Ningún agente de la ley murió en DC mientras respondía a las protestas y disturbios durante el verano.

READ  La policía usó gas pimienta para disolver una marcha de Carolina del Norte a un lugar de votación

Por supuesto, las protestas durante el verano y la insurrección del Capitolio de esta semana fueron eventos muy diferentes; por ejemplo, probablemente hubo muchos más manifestantes repartidos por un área más amplia de la ciudad el verano pasado que el miércoles.

Kristen Metzger, portavoz del MPD, dijo que el departamento no realizó más arrestos el miércoles en parte porque, a diferencia de las protestas de verano, el toque de queda de la ciudad no se anunció antes del incidente.

“Cuando anunciamos (el toque de queda) por adelantado, tenemos suficientes recursos para llevar a la gente a las camionetas y estamos listos para realizar arrestos masivos”, dijo Metzger a CNN. “Dado que esto se hizo tan tarde en el día, no estábamos listos para hacer arrestos masivos como ese hasta que se impuso el toque de queda esa misma tarde”.

Metzger también señaló que el Capitolio es jurisdicción de la Policía del Capitolio de los EE. UU. Y que solo se llamó a la policía del distrito en busca de ayuda después de que los manifestantes violaron la seguridad del edificio.

“En ese momento, solo se trataba de controlar la situación y sacarlos del edificio del Capitolio”, dijo.

Los líderes de la justicia racial se recuperan de la 'hipocresía' en la respuesta policial a los disturbios en el Capitolio de EE. UU.
Pero Monica Hopkins, directora ejecutiva de la ACLU de DC, dijo que no podía creer que el departamento no estuviera más preparado, especialmente porque las figuras pro-Trump habían sido planificando abiertamente su motín durante semanas, y el MPD acababa de arrestar a un líder del grupo de extrema derecha Proud Boys en DC días antes de la insurrección del Capitolio.

“Somos una ciudad que se ocupa de manifestaciones masivas todo el tiempo”, dijo Hopkins. “Que cualquier agencia de aplicación de la ley en esta ciudad diga que fueron sorprendidos o que no sabían lo que venía es increíblemente falso”.

Los portavoces de la Policía del Capitolio no respondieron a una solicitud de comentarios, pero dijeron en una declaración que el ataque al edificio no tuvo precedentes y que la agencia revisaría su planificación de seguridad. Steven Sund, el jefe del departamento, anunció el jueves que renunciaría la próxima semana.

Es probable que haya arrestos adicionales relacionados con la intrusión del Capitolio. Michael Sherwin, el fiscal federal interino de DC, dijo el jueves que los funcionarios federales planean revisar las imágenes de las redes sociales del caos y arrestar a las personas que identifican. Los fiscales federales ya han acusado a 15 personas, dijo Sherwin.

La policía del Capitolio de los Estados Unidos detiene a los alborotadores fuera de la Cámara de la Cámara durante una sesión conjunta del Congreso el 6 de enero de 2021 (Drew Angerer / Getty Images).

Manifestantes del Capitolio que enfrentan cargos menos severos

Hasta ahora, al menos, también hay notables disparidades en la gravedad de los cargos que enfrentan los arrestados del Capitolio y los arrestados durante las protestas de verano.

READ  Resultados de las elecciones 2020: Joe Biden elegido presidente

La mayoría de las personas arrestadas el miércoles fueron detenidas por delitos menores, violaciones del toque de queda o cargos de entrada ilegal. La policía de DC arrestó a solo una persona por un cargo que específicamente enumeraron como delito grave: un hombre de 39 años acusado de disturbios y entrada ilegal al Capitolio. Su arresto no necesariamente representa todos los arrestos por delitos graves realizados el miércoles, ya que la policía de DC no siempre incluyó esta información en sus datos. Es posible que más personas puedan enfrentar cargos por delitos graves a medida que los fiscales avanzan con sus casos.

Al menos 29 personas fueron arrestadas por delitos graves el 1 de junio, la mayoría de las cuales enfrentaron cargos de robo y disturbios, mostraron los datos del MPD. En otra noche de protestas de Black Lives Matter, el 14 de agosto, cuando los manifestantes corearon los nombres de las personas asesinadas por el departamento de policía local antes de enfrentarse con los agentes; la policía arrestó al menos a 37 personas por cargos de disturbios graves.

La oficina de la alcaldesa de DC, Muriel Bowser, no respondió a las solicitudes de comentarios sobre la disparidad en los arrestos y los cargos. Bowser ha criticado la respuesta federal a la insurrección, señalando en una conferencia de prensa el miércoles que “vimos una postura diferente utilizada” por los funcionarios federales en comparación con la respuesta altamente militarizada a las protestas de verano.

Si bien muchos de los manifestantes que llenaron las calles durante las protestas por la muerte de George Floyd fueron pacíficos, también hubo disturbios y saqueos en la ciudad durante varios días a fines de mayo y principios de junio. Las protestas esporádicas continuaron durante el resto del año; hubo otros cinco días más tarde en 2020 cuando la policía de DC realizó más de dos docenas de arrestos relacionados con disturbios. Algunos de los arrestos de diciembre parecen estar vinculados a otro mitin a favor de Trump.

El presidente electo Joe Biden se centró en las disparidades raciales en un discurso el jueves y dijo que “nadie puede decirme que si ese hubiera sido un grupo de Black Lives Matter que protestaba ayer, no habrían sido tratados de manera muy, muy diferente a la mafia”. de matones que asaltaron el Capitolio “.

Los datos publicados por el departamento de policía también muestran que las personas arrestadas durante las protestas de Black Lives Matter eran más locales que los arrestados esta semana, la mayoría de los cuales acudieron a la capital desde otras partes del país.

Entre los arrestados cuyo estado de residencia estaba disponible, los datos policiales mostraron que el 94% de los arrestados entre fines de mayo y agosto eran de DC, Maryland o Virginia. Solo el 25% de los arrestados el miércoles o la madrugada del jueves eran de la misma región.

Hopkins, el ejecutivo de la ACLU, dijo que la disparidad entre el tratamiento de los “supremacistas blancos que vienen a nuestra ciudad” y los manifestantes negros es un ejemplo de libro de texto de las disparidades en la vigilancia.

Los hechos muestran que los reformadores de la policía deberían prestar atención “no sólo a lo que hace la policía”, dijo, sino también “cuando los agentes eligen hacer algo y cuando eligen no hacer nada”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *