Detienen a africanos por alboroto en el albergue de Nuevo Laredo

Nuevo Laredo, Tamaulipas.─ La incomodidad y la desesperación de los migrantes africanos por cruzar a los Estados Unidos y no poderlo lograr, provocó un brote de violencia al interior del Albergue Temporal de Nuevo Laredo, reportó HOYTamaulipas.

Elementos de la Policía Estatal tuvieron que entrar a este albergue donde habitan más de 700 personas de distintos orígenes y utilizaron la fuerza, incluso con gas lacrimógeno para arrestar a cerca de cinco hombres y una mujer de origen africano.

Omar Enríquez, director de Protección Civil y Bomberos de Nuevo Laredo, indicó que la situación se dio debido a que los migrantes no querían censarse.

“Se está haciendo un censo y se está registrando a todos y cada uno de los migrantes que ha llegado, sean de la nacionalidad que sean, esto con la finalidad de tener un control”, expuso.

Esto causó confusión, ya que los migrantes africanos pensaron que este censo era con el fin de llevarlos a su llamado al Puente Internacional, ante las autoridades norteamericanas.

“Ellos no están respetando el orden, no, se saltaron un día y eso provocó que se enojaran algunos que les tocaba hoy”, dijo una migrante africana.

Los momentos fueron bastante tensos en el albergue ubicado en Madero y Juárez, justo a una cuadra de la Presidencia Municipal, por lo que la policía tuvo que entrar y sacar a las personas que se comenzaron a inconformar con la situación.

Debido a esto la calle Madero fue cerrada por patrullas de la Policía Estatal de Tamaulipas y la Guardia Municipal de Nuevo Laredo.

Los gritos y jaloneos resonaron por toda la calle ante la molestia de los migrantes africanos, que se quejaron por el uso de gas lacrimógeno, ya que había niños y mujeres embarazadas en el interior.

Dorina Lozano Coronado, primer síndico, dijo que si bien los migrantes africanos tienen la mayoría de ellos sus papeles en regla no deben violar la ley, por lo que se aplicará mano dura con quien infrinja los reglamentos municipales.

“Entendemos que estén desesperados, pero no es así, pateando la puerta ni alterando el orden, esto depende de las autoridades americanas, no de nosotros”, expuso.

Agregó que a través del traductor se tiene tres semanas explicándoles a los migrantes que el censo es para fines de control y que no tiene que ver con el orden en el que pasarán al Puente, para hacer su solicitud de refugio humanitario ante los Estados Unidos.

“Tenemos de estar tratando ese tema aproximadamente unas tres semanas y explicándoles a través de su traductor y de las personas que nos están apoyando con el idioma, de estarles explicando lo de las listas y cómo es”, comentó.

Agregó que migración está llamando pocas personas por semana, lo que provoca que este albergue siga sobresaturado con más de 700 personas, cuando originalmente tiene capacidad de entre 100 y 150 personas.

Es precisamente esta sobresaturación en el albergue lo que ha generado conflictos en los últimos dos días, por la falta de espacio, alimento y las condiciones en que se encuentran por el gran volumen de personas que hay en su interior.

Y es que además de la gran cantidad de personas que hay en el albergue, también se suma la lentitud con la que las autoridades norteamericanas procesan las solicitudes de refugio humanitario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.